“La salud depende del PH tisular y celular que debe permanecer cerca de los valores de la neutralidad, que pueden ser detectados y ajustados por medio de campos magnéticos de mediana intensidad”.

El Biomagnetismo estudia, detecta, clasifica, mide y corrige las alteraciones del PH. Ya que el desequilibrio del mismo da ambiente para que se desarrollen todo tipo de bacterias, hongos, virus, parásitos, etc.